El querer llegar a todo en nuestro día a día es uno de los grandes problemas de la sociedad actual, por lo que apuntarte a clases de yoga en Gijón podría ser una de las mejores opciones para dedicarte unas horas del día solo a ti y aprender a bajar el ritmo.

El yoga es una disciplina milenaria que se remonta a la zona de la India. Esta no solo trata de trabajar el aspecto físico, sino también el alma y la mente. Es la materia perfecta para alcanzar la plenitud espiritual mientras trabajas tu cuerpo y elasticidad.

Pero si lo que estás buscando son clases de yoga en Gijón, deberás saber que existen varios tipos de yoga. Aunque tenemos que decir que todos tienen las mismas posturas planteadas de diferentes formas.

El más común de todos es el hatha yoga. Este se refiere a cualquier tipo de yoga que enseña posturas físicas, suelen ser clases de introducción a las posturas más básicas. Además de este clásico, también existen otros como el vinyasa yoga, en el que se trabajan la respiración y el movimiento. Por otro lado, tenemos el ashtanga vinyasa yoga, que se basa en crear una serie de posturas que se repiten.

Estos son los tres tipos de yoga más conocidos por todos en Occidente. Sin embargo, también existen otros como el jivamukti yoga, rocket ooga, iyengar, kundalini, bikram yoga, hot yoga, acro yoga y un largo etcétera. Como ya hemos comentado antes, todos utilizan las mismas posturas, por lo que, elijas el que elijas, será una buena opción.

En Fortalecimiento Vital somos un centro de naturopatía donde trabajamos el cuerpo de una forma natural. Para ello, hemos puesto a tu disposición unas clases de yoga. Así que si lo que quieres es sanar tu cuerpo naturalmente, no dudes en consultarnos para más información.